El verano nos encanta, tenemos mil excusas para disfrutar fuera de casa, ya sea con un almuerzo o solo salir a disfrutar de la playa; pero entre la sal del mar, el cloro de las piscinas y el exceso de sol maltratamos nuestro cabello y nuestro cuero cabelludo causando incluso que el cabello se quiebre o caiga de raíz, para evitar esto aquí te traemos algunos tips:

 

Protege tu Cabello del sol

El sol debilita y seca tu cabello y mucho más en verano, es por eso que debemos evitar exponernos mucho, sobre todo en las horas de mayor radiación, así como la piel, el cabello sufre por el exceso de rayos UV, que deshidratan y envejecen tu cabello haciendo que pierda su fuerza y brillo natural. Es importante que si vas a estar fuera tengas siempre a la mano un gorro o sobrero que pueda ayudarte.

Protégelo del Cloro y la Sal

¿Sabías que el cabello seco absorbe mucha más agua que cuando está húmedo? Es por ello importante enjuagarte con agua fresca antes de entrar a la piscina o al mar, de este modo evitarás la absorción de sal o cloro en exceso. Para evitar que estos elementos se queden en tu cabello y lo dañen desde fuera es importante volver a enjuagarte al salir, hazlo suavemente y con abundante agua, evita frotarlo y enredarlo.

Usa acondicionadores

Muchas veces creemos que son de uso exclusivo en mujeres, sin embargo, son excelentes para reparar los daños provocados por el sol y el calor, hidratándolo desde fuera, lo que también ayuda a la piel del cuero cabelludo. Puedes mantener una buena hidratación utilizando un shampoo que fortalezca tu cabello como Biocres Shampoo.

Enjuaga tu cabello con agua fría

Aprovecha el calor del ambiente para refrescarte de pies a cabeza, luego de tu ducha matutina haz que el último enjuague sea con agua fría, de este modo cerrarás los poros y evitarás quebrar el cabello, también ayuda a las raíces y el cuero cabelludo pues activa la circulación.

Cuidado al secarlo

Ya sea al salir de la ducha o una vez que te secas el exceso de agua de la piscina, no debes frotar tu cabello con la toalla, ya que esta acción puede romperlo y quebrar su estructura. Evita a toda costa la secadora de pelo y las planchas, este calor excesivo sumado a la temperatura del ambiente y los rayos UV son nocivos para tu cabello y cuero cabelludo, los puedes resecar en exceso, causando que se quiebre, pierda color o se caiga de raíz.

Realiza masajes sobre tu cuero cabelludo

Además de ser súper relajantes, te ayudan a activar la circulación de la cabeza. Si es posible, realízate una exfoliación en el cuero cabelludo. Esto no solo permitirá oxigenar la piel, sino que además activa la circulación de nuestro cuerpo.

Mantén una dieta sana

Consume mayor cantidad de frutas, verduras, legumbres y lácteos. Una dieta equilibrada es lo mejor para tu cabello. Además incluye en tu dieta semillas como la chía, que contienen un alto contenido de Omega 3. Esto ayudará a equilibrar los niveles de ácidos grasos esenciales.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Consúltanos