Uso del shampoo

Siempre tenemos un shampoo preferido que nos va bien, pero lo cierto es que todos tienen ciertas sustancias que, al usarlos de manera continuada, se van acumulando en el cuero cabelludo. Además, hay algunos que tienen mucho detergente y pueden afectar el PH. Por ello se sugiere cambiar de champú cada cierto tiempo, pero eso sí, siempre se debe elegir uno de calidad y que sea específico para el tipo de cabello que tengas.

 

Frecuencia con que lavas tu cabello

Las mujeres con el cabello muy graso o que viven en sitios con mucha contaminación y trabajan todos los días fuera de casa, necesitan lavarse el cabello todos los días. Sin embargo, el cabello rizado o teñido se engrasa menos y lavarlo cada dos o tres días es muy recomendable, así dejaras que sus aceites naturales protejan tu cabello.

 

La temperatura del agua

Lavarse el cabello con agua muy caliente es muy gratificante perjudica más la cutícula del pelo y abre la fibra. Utiliza agua templada y pasa al agua fría para el último aclarado. Tu cabello estará más sano y con más brillo.

 

Secar tu cabello

Al salir de la ducha seca tu cabello a conciencia con una toalla para después quitarle la humedad con un secador a temperatura ambiente. Si evitas el aire caliente será como si secaras tu pelo con el viento. Nunca debemos cepillar el cabello tan fuerte cuando salimos de la ducha ya que hacerlo, puede provocar que lo rompamos

 

Recuerda que al terminar tu lavado puedes aplicar aplicar Biocres Loción Capilar Mujer sobre el cabello limpio, realizando suaves masajes en el cuero cabelludo. Puedes utilizarlo en la mañana y noche, lo que contribuirá a favorecer el crecimiento sano de tu cabello, prevenir su debilidad, y recuperar así, su brillo natural y suavidad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Consúltanos